miércoles, 20 de marzo de 2019

El esqueleto de un gato




Los gatos son animales que poseen habilidades que no encontraremos en un perro, como flexibilidad y contorsionismo, y cuya clave está en su esqueleto, que es la estructura ósea interna del cuerpo. Tienen entre 230 y 250 huesos, siendo 244 huesos lo más frecuente, unos 38 más que los humanos, a pesar de su menudo tamaño. El número exacto de huesos depende de la raza del gato, de su morfología, de la longitud de su cola (hay razas que no la poseen), y si son o no polidáctilos (más dedos de lo normal).
La forma de los huesos de los gatos es diferente a la de los humanos, estando adaptados para responder a las exigencias depredadoras. El esqueleto de un gato es fuerte, pero a la vez muy ligero. Su columna vertebral es muy flexible, debido a la unión relativamente suelta de las vértebras, separadas al igual que nosotros por discos, que le permiten una gran agilidad para saltar y moverse con rapidez. La flexibilidad y la fuerza de sus articulaciones le permiten también dar saltos a gran distancia sin hacerse daño y su larga cola es importante para mantener el equilibrio.
Una de las principales funciones del esqueleto es la protección. El cráneo protege al cerebro y a los órganos sensoriales, como los ojos. La pelvis protege los órganos abdominales inferiores como el útero en las hembras. La columna vertebral protege los nervios que forman la médula espinal. Las costillas todos los órganos que se encuentran en el tórax, como el corazón y los pulmones.
Su columna se encuentra unida al cráneo y se extiende hasta la punta de la cola. Sólo en la cola del gato puede haber hasta 27 huesos; y el movimiento de ésta le permite mantener el equilibrio cuando se dedica a escalar o caminar por sitios muy estrechos,
Al carecer de clavícula el gato desarrolló una gran agilidad, pues los hombros tienen una mayor libertad de movimientos. Además, el poseer más de 500 músculos le imparten una gran variedad de movimientos a los huesos. El que los gatos tengan un sentido nervioso y equilibrio bastante desarrollado les permite tener una sincronía de movimientos casi perfectos.
La cabeza redondeada de un gato se apoya en sus vértebras. Los gatos disponen de un cráneo grande, redondeado y con fosas temporales amplias, las mandíbulas bien insertadas y de estructura fuerte. Los 30 dientes del gato están caracterizados básicamente en un gran desarrollo de los 4 colmillos, los 12 incisivos son reducidos y los 10 premolares y 4 molares muy adaptados desde el punto de vista funcional. Además, tienen una corona de puntas muy agudas. Al final de la cuarta semana de vida todos los dientes han salido y son de leche; hacia los 4 meses comienza la mudanza; y al séptimo u octavo mes el gato posee sus 30 dientes definitivos.
La columna vertebral está compuesta por unas 50 vértebras: 7 cervicales, 13 torácicas, 7 lumbares, 3 sacras y entre 20 y 24 caudales. Las dos primeras vértebras cervicales, las más próximas al cráneo, presentan una morfología diferente al resto y reciben el nombre de atlas y axis. El hueso sacro, integrado por tres vértebras, es corto, ancho y cuadrangular. El número de vértebras caudales conforman la cola, la cual le dota de un envidiable equilibrio.

En cuanto a las costillas, existen tantas como vértebras torácicas, presentando 13 pares, con una morfología curva y cilíndrica.
En las extremidades anteriores hay 41 huesos: La escápula y la clavícula, el húmero, el radio y el cúbito, 7 huesos del carpo, 5 del metacarpo y 5 de los dedos de la mano.
En las extremidades posteriores hay 39 huesos: Tres de la pelvis, el fémur, otros dos y la rótula, la tibia y el peroné, los 7 huesos del tarso, los 4 del metatarso, y los 4 huesos del pie (no 5 como en las patas delanteras).

Sitios de referencia para ampliar la información:

sábado, 16 de marzo de 2019

El gato Bobtail Mekong






Esta raza es muy antigua y rara. Estos gatos provienen de las orillas del rio Mekong. En los registros de Charles Darwin se puede encontrar una referencia a ellos. Acompañaban a las damas reales y custodiaban los tesoros que se encontraban en los templos antiguos. Se prohibió su exportación porque se los consideraba un tesoro nacional. Los ancestros de la actual línea se exportaron por primera vez al extranjero, como un obsequio para individuos de alto rango del sudeste de Asia, Irán, China, Camboya, Laos, Birmania e India.
Llegaron a América en 1890 y a Rusia a principios del siglo XX. El Mekong Bobtail no fue adoptado como raza por los expertos felinos hasta 1994. En todo el mundo hay unos 400 ejemplares esta raza.


El gato Mekong Bobtail
Su corta cola los distingue de las razas Thai y Siamés, pues los bobtails de Mekong a menudo se llaman gatos sin cola. No obstante, debe tener al menos tres vertebras, y su longitud no suele exceder un cuarto de la longitud del tronco. Cada gato de esta raza tiene su propia cola única.

Estos gatos tienen un cuerpo de tamaño mediano, muscular, moderadamente estirado. Los pies son redondos, de longitud media, fuertes. Las garras no se esconden completamente en las patas traseras de estos gatos; es por eso que cuando caminan son escuchados como perros. La cabeza en forma de cuña con contornos redondeados y suaves. Ovalado hocico con una fuerte barbilla. Orejas redondeadas en los extremos, y anchas en la base. Ojos ligeramente inclinados, de color azul intenso.

El pelaje, brillante y corto, crece en diferentes direcciones. El color más exclusivo es Blue Point, donde la cola, el hocico y las patas tienen un tono rosado azulado y el color central es plateado. También su color suele ser Chocolate Point, Tabi Point, Punto de silicio o Torty Point (sólo en hembras).

Mekong bobtail a menudo es como un niño pequeño. Entiende todo y se comporta en consecuencia. Los gatos Mekong son muy buenos, limpios y fieles amigos. Si se observan a estos gatos mirándoles a los ojos, nunca apartarán la mirada. Son los guardias de su hogar y gruñen cuando suena el timbre.

Su maullido es un sonido característico, diferente de otros gatos. Señalará las fallas de tu hogar, pues en aquellos lugares donde tengas una anomalía (fuga de agua, insectos, etc) estará de pie durante mucho tiempo y maullará.

Es una raza tranquila y fiel, que puede ser entrenada fácilmente. En su comportamiento, son mas como perros. Se acostumbran a su amo y luego lo acompañan en todos sus asuntos. Pueden caminar con seguridad con una correa, acostumbrándoles desde edad temprana a viajar en el transporte público, lugares públicos y calles. Estos gatos son cariñosos y les gusta mucho que se les preste atención.

Son muy curiosos, y sus instintos de caza se expresan bien. Buscan cualquier cosa que pueda moverse. Para evitar tragedias, es mejor no tener peces y pájaros en la casa. Con gatos de otra raza y con perros se llevan bien.

Tienen un matriarcado pronunciado. Las gatas son el verdadero sostén de la familia. Los gatitos son criados por el padre: Les enseña a ir al baño y a la limpieza, a lamerlos.

Estos animales tienen pelo corto, por lo que no requiere frecuentes cepillarlos. Tampoco hace falta bañarlos. Las garras deben cortarse cada 15 días y las orejas deben examinarse y limpiarse una vez al mes. Esta raza tiene instintos de caza, come pavo, pollo o ternera, aunque debe escaldarse, ahumarse o humedecerse. No pueden comer pescado, carne grasa y leche.

Los Mekong no presentan enfermedades genéticas, pues esta raza es una de las más saludables e inmunes. La esperanza de vida es de 20 a 25 años. Pero son propensos a la gingivitis, por lo que hay que prestar atención a síntomas como pobre apetito, sangrado de encías, goma inflamada, copiosa saliva u olor de boca desagradable.

viernes, 15 de marzo de 2019

El gato Kartail Bobtail




El Kartail Bobtail, llamado también Karelian Bobtail o Bobtail carelio, es una raza felina rara, hermosa y única de la República de Carelia (entre Finlandia y Rusia). No debe confundirse con el Kurilian Bobtail (de las islas Kuriles).
Debido a que el gen de la cola moteada es un gen recesivo heredado, ambos padres de una camada de gatitos Kartail Bobtail deben tener una cola inclinada para que los gatitos tengan la misma característica distintiva cuando nacen.

El Kartail Bobtail tiene un cuerpo de tamaño mediano, ni alargado ni robusto. Sus patas son bastante sólidas, las traseras más largas que las delanteras. Esta raza también cuenta con orejas verticales y grandes, con las puntas ligeramente redondeadas. Los ojos tienen forma de almendra y su color se corresponderá con el color del pelaje.

El pelaje puede ser largo o corto, y es muy denso. También presenta una capa interna bien desarrollada y suave, siendo la capa superior brillante y firme. Todos los patrones y colores son reconocidos como propios de esta raza, junto con cualquier cantidad de blanco, excepto los colores canela y chocolate, junto con sus diluciones, leonado y lila.

Un gato Karelian Bobtail

La cola de un Bobtail carelio está doblada y retorcida, y suele ser corta. Cada gato dentro de esta raza tiene una cola única, como una huella digital. Además, el pelaje de la cola es más largo que el pelaje del resto del cuerpo del gato, por lo que tiene la apariencia de un pompón.

Al igual que otras razas bobtail, la carelia es una gran mascota de la familia. Estos gatos son extremadamente amigables y disfrutan de la compañía de personas y otras mascotas, incluidos otros gatos.
Los gatos Karelian Bobtail también son adaptables y tranquilos, y muy curiosos. Disfrutan jugando y pasando tiempo con sus compañeros humanos.
 
El Kartail Bobtail es una raza que no requiere demasiados cuidados. El pelaje es naturalmente brillante y hermoso, y siempre debe sentirse como la seda.
A los gatos de pelo corto les irá bien con un cepillado ocasional, mientras que los de pelo largo se deben cepillar con más frecuencia, especialmente en época de muda. Además, hay que limpiarle los dientes y orejas; y sus garras deben estar siembre bien recortadas.

miércoles, 13 de marzo de 2019

El gato Ragamuffin o Granuja





El Ragamuffin es una variante del gato Ragdoll y se estableció como una raza separada en 1994. Es un cruce del Ragdoll con varias otras razas, en su mayoría persas y su vástago, el Himalaya, con el objetivo de mejorar la salud genética, la personalidad y el temperamento de la raza.
Aunque algunas asociaciones aún la rechazan, la nueva raza fue aceptada en la American Cat Fanciers Association (ACFA) y en la Asociación de aficionados a los gatos (CFA) en 2003 y 2011 respectivamente.
La diferencia más obvia entre los Ragdolls típicos y los Ragamuffins es la falta de coloración de puntos en este último, un rasgo que se generó, mientras que sigue siendo deseable en la raza anterior.

Los Ragamuffins son una raza de gatos musculosos y pesados. Los rasgos físicos de la raza incluyen un cuerpo rectangular de pecho ancho con hombros que soportan un cuello corto. Son gatos de medianos a grandes, pudiendo pesar hasta 20 libras (9 kg). Tienen tendencia hacia una almohadilla grasa en la parte inferior del abdomen.
La cabeza es una cuña ancha y modificada, con una frente moderadamente redondeada. Sus ojos pueden ser de cualquier color sólido, y algunos muestran heterocromía.

El gato Ragamuffin

Ragamuffins vienen en todos los patrones y colores, aunque los colorpoint no están permitidos en la CFA. La longitud del pelaje es ligeramente más larga alrededor del cuello y los bordes externos de la cara, lo que da como resultado la aparición de un faldón. Algunos patrones de color, como el blanco puro, son más raros que otros y generalmente tienen una mayor demanda.
Sus abrigos son largos y con pelaje completo, similares al pelaje de un conejo. A estos gatos les encanta cada minuto de atención. Ronronean bastante.

Forrman un fuerte vínculo con sus familias humanas. Los RagaMuffins son maravillosos con los niños e incluso con otras mascotas. Su temperamento tranquilo y paciente se presta para el juego ruidoso de los jóvenes.
Se les pueden enseñar trucos, como buscar o usar un arnés. Les gusta  acurrucarse en el regazo de su dueño al leer un libro o mirar televisión. Sin embargo, estos no son gatos perezosos y les gusta también jugar.

Necesitan aproximadamente de cuatro a cinco años para madurar y tienen una larga esperanza de vida. Debido a que son animales muy confiados, deben mantenerse en el interior solamente, lejos de peligros.
Aunque su pelaje es grueso y lujoso, sorprendentemente no se enmaraña o se amontona fácilmente, por lo que es muy fácil de cuidar.

lunes, 11 de marzo de 2019

Circo con gatos





En mi séptima entrada de este blog (llevo 272 con ésta) indiqué cinco frases sobre gatos y dejé dos enlaces para poder leer más al respecto. Ahora un enlace ya no existe y el otro ha cambiado de contenidos. Una de las frases que me dejé en su día en el tintero fue, aproximadamente: “Los gatos no somos tan tontos para hacer acrobacias en un circo”, atribuida al simpático y bonachón gato naranja Garfield de dibujos animados.
Y tenía razón. Por su carácter independiente los gatos son muy difíciles de entrenar, pues requieren del entrenador mucha más paciencia y argucia que entrenar a los perros. Y eso que, no me cabe duda, los gatos son más inteligentes que los perros.
Pero un circo ruso ha logrado lo imposible: Convertir a unos gatos en estrellas de la pista. Aquí dejo el enlace para que puedan ver el video. Merece la pena.



Y como no podía ser menos, los estadounidenses también tienen su sorprendente circo de gatos en Houston. Este es el enlace para verlo:


También, los Gatos Savitsky, un grupo itinerante de circo de Ucrania, en la America's Got Talent 2018. Este es el enlace al blog para verlo:




Aquí en España, el Festival Internacional del Circo Ciudad de Figueres (Girona), este año cuenta con un número de equilibrios, en el que participan gatos, que ha despertado polémica entre los animalistas.

El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) ha hecho público un comunicado en el que rechazaban el espectáculo de la rusa Asel Saralaevapor al utilizar varios gatos (recogidos de las calles de Rusia) en el espectáculo.

El director del Festival ha considerado que el PACMA se basa en prejuicios ya que sus militantes "no han venido al circo a ver el espectáculo y, además, desconocen totalmente el hábitat de estos animales". También señala que “el montaje se basa en una complicidad entre la adiestradora y los gatos, y en una recompensa, ya que tras realizar los ejercicios los animales son premiados”.

La Comunidad Autónoma de Cataluña prohíbe animales salvajes en el circo (leones, tigres, etc), pero nada dice de domésticos. Un informe veterinario testifica que los animales participantes no muestran ningún síntoma de maltrato y que "su actividad diaria no condiciona su bienestar físico y psíquico".

viernes, 8 de marzo de 2019

El gato Colorpoint Shorthair




Los gatos Colorpoint Shorthair son una raza hecha por el hombre. En la década de 1940-1950, algunos criadores unieron un gato Siamés con un tabby rojo American Shorthair, y nació la raza Colorpoint Shorthair (literalmente “Punto de Color de pelo corto”). Actualmente incluye 16 colores, con cuerpo y cabeza idénticos a los siameses.
Los Colorpoint de hoy son elegantes y refinados, con cuerpos largos y duros, huesos finos y cabezas en forma de cuña con orejas grandes y acampanadas. Sus ojos en forma de almendra son de un azul vivo intenso, inclinados hacia la nariz, en armonía con la forma de la cabeza de cuña y la colocación de las orejas.
Una persona con los ojos vendados al acariciar un Siamés y un Colorpoint no debe ser capaz de notar la diferencia. Dado que el Colorpoint es un pariente cercano de los siameses, a veces hay gatitos de color siamés en las camadas. 

Colorpoint Shorthairs es una raza cariñosa, devota y leal a su gente. Sensibles a los estados de ánimo de sus propietarios, los puntos de color están más que felices de sentarse a su lado o en su regazo y ronronear. Como los siameses, son habladores y si parece que no quieres prestarles atención, ellos insistirán con su voz algo ronca.

Dos gatos Colorpoint Shorthair

Los Colorpoint son muy inteligentes y aprenden fácilmente a jugar, pidiendo que les arrojes una pelota o un ratón de peluche para que te lo traigan.

Al igual que sus primos siameses, Colorpoint Shorthairs requiere pocos cuidados. La mayoría nunca necesita un baño. El cepillado suave con un cepillo de goma eliminará los pelos sueltos.
Una buena comida con mucha proteína y mucho tiempo de juego mantendrá el cuerpo musculoso que forma parte de la belleza natural de Colorpoint.
Estos gatos son buscadores de calor; disfrutan de la calidez de su regazo incluso en las cálidas noches de verano. Disfrutan de la luz del sol y duermen debajo de las sábanas.

Son compañeros alegres y longevos. Los criadores generalmente hacen que los gatitos estén disponibles entre las edades de 14-16 semanas cuando han tenido suficiente tiempo con su madre y sus compañeros de camada para socializar y han tenido al menos las vacunas básicas. Si se compra o adopta con mayor edad no hay ningún inconveniente, pues esta raza conserva su naturaleza cariñosa durante toda su vida.

martes, 5 de marzo de 2019

El gato German Longhair




El gato alemán de pelo largo, también conocido como Deutsch Langhaar, es originario de Alemania. Se trata de una raza muy antigua. En 1929 el Prof. Dr. Friedrich Schwangart, propuso el estándar que debería de llevar esta singular raza, siendo reconocida oficialmente en 2012 por la World Cat Federation.
En la actualidad esta raza de gatos no es muy conocida y son pocos los criadores que se dedican a la selección de estos bellos ejemplares.

El German Longhair es un gato grande, musculoso, con cuerpo alargado; tórax bien amplio, cuello fuerte, patas medianas, bien desarrolladas y musculosas. Su cola mediana, ancha en la base y afinándose hacia el otro extremo.

El gato Alemán de pelo largo

La cabeza en forma trapezoidal, hocico alargado, mejillas redondas y de inserción alta. Nariz ancha. Las orejas de tamaño medio, anchas en la base y ligeramente redondeadas en la punta, colocadas en diagonal. Los ojos son ovalados, grandes y abiertos; con buena distancia de separación entre ambos; y presentando todos los colores.
El pelaje es largo, brillante y sedoso. También presenta todas las variedades de colores.

El gato alemán de pelo largo es tranquilo y equilibrado, sociable con las personas y otros animales.

Su pelo precisa de peinados frecuentes, sobre todo en época de muda. Al mismo tiempo es importante una alimentación con productos de buena calidad para que la capa de pelo se mantenga brillante y bien conservada.